Inicio / LOCALES / Ley Fernando: en Mendoza analizan aplicar la “mano prohibida” a rugbiers

Ley Fernando: en Mendoza analizan aplicar la “mano prohibida” a rugbiers

La Unión de Rugby de Mendoza y la Subsecretaria de Deporte trabajan en la modificación de los estatutos de los clubes para sancionar a los deportistas por sus acciones fuera del campo de juego. En la Legislatura porteña se presentó un proyecto similar para atender estos casos.

Tras la conmoción que generó el asesinato de Fernando Báez Sosa por un grupo de rugbiers, legisladores porteños impulsan un proyecto de ley para que se aplique la “mano prohibida” a estos deportistas, similar a lo que ocurre con boxeadores y yudocas. La medida fue vista con buenos ojos por la Unión de Rugby de Cuyo y por la Subsecretaria de Deportes de la Provincia que analiza acciones similares para Mendoza.

La iniciativa que será presentada a la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires busca que las federaciones sancionen a los jugadores que hacen uso de su fuerza fuera del campo de juego y que se modifique la ley de deporte para que además del apto físico, se incluya el aspecto psicológico.

Si bien la figura legal de la “mano prohibida” no existe en el Código Penal, en el caso de los boxeadores y los judocas los jueces pueden agravar las penas cuando entienden que hubo un uso de “fuerza desproporcionada”. En este sentido, la norma sólo apunta a establecer sanciones como suspensiones, tanto para los involucrados como para los clubes.

En coincidencia, en Mendoza la URC ya trabaja en la modificación de los estatutos de los 19 clubes para amonestar a los jugadores con independencia del ámbito que se produzcan los hechos de violencia, dado que la reglamentación actual no contempla acciones fuera de los límite de las instituciones o de la sede donde se dispute el juego.

En tanto, la Subsecretaria de Deportes se comprometió a colaborar y a atacar la problemática ofreciendo un equipo técnico conformado por especialistas para brindar talleres en donde se fomente el auto control y charlas sobre consumo problemático y educación sexual integral.

“Estamos totalmente de acuerdo en relación a promover trabajos de prevención y educación de jugadores, autocontrol dentro y fuera de la cancha. Además de modificar la ley de deporte que incluyendo aspectos psicológicos”, indicó Andrés Ramos, presidente de la URC, quien afirmó que el acuerdo está avanzado con todas las entidades.

La Ley Fernando llegó de la mano de la abogada Valeria Carreras, que trabaja junto a Fernando Burlando. Fue ella quien se la acercó al diputado provincial Daniel Lipovetzky de Juntos por el Cambio y a su par porteño Leandro Santoro del Frente de Todos.

Según el primer borrador, “se sancionará con la suspensión por una fecha al jugador de rugby mayor de 16 años que protagonice una agresión, lesión, pelea, episodio de violencia, amedrentamiento o intimidación a terceros”.  Además, deberá asistir a una charla o taller referida a la temática género, respeto de la diversidad, violencia de género o violencia en general.

En este sentido, será fundamental el rol de la Justicia quien deberá trabajar de oficio y al momento de recibir las actuaciones, genere los mecanismos para la pertinente y oportuna notificación a la Federación correspondiente en los casos de los delitos donde de lesiones de esta naturaleza con el fin que se tomen las medidas disciplinarias correspondientes.

“Sería bueno contar con el advenimiento de la Justicia, como marca este proyecto, para que nos informen de los distintos hechos. Por lo pronto, nuestro objetivo es que todas las situaciones que lleguen a conocimiento de la Unión puedan ser analizadas y se realice una suspensión preventiva hasta tanto se esclarezca la situación. Todo el rugby de la provincia está en esto”, dijo.

Por su parte Federico Chiapetta, secretario de Deportes, afirmó que “tendrá que ver la competencia del estado en todos los temas que plantea esa ley”, pero sostuvo que “hay que atacar toda la problemática que tienen los jóvenes, además de la violencia, con especialistas y eso es lo que acordamos con la Unión”.

“Vengo del rugby y reconozco que hay un problema en el rugby. No podemos desconocer que hay un problema con los jugadores violentos”, reconoció.

Para los creadores del proyecto, la disciplina del rugby “es uno de los deportes llamados ‘de contacto’, siendo la fuerza y el estado físico de quienes la practican superiores a la media comparados con otros deportes y jóvenes de la misma capa etaria”.

De esta forma, los deportistas que tienen una preparación física determinada, tienen una doble responsabilidad.

El médico deportólogo y ex Puma Matías Roby consideró que estos deportistas “tienen un desarrollo de su fuerza que no se ve acompañada de un desarrollo emocional y cualidades como el autocontrol”.

“No me parece mal que se avance en esto. En honor a los hechos de público conocimiento me parece lógico. Las infracciones fuera de la cancha se tienen que sancionar castigándolo adentro del campo de juego. Ahí van a tomar conciencia”, indicó.

Compruebe también

Cuarentena: cómo funcionará el «take away» en Mendoza

Cuarentena: cómo funcionará el «take away» en Mendoza La administración de Rodolfo Suarez espera que …

Cortarán por turnos el paso Cristo Redentor

La medida regirá este lunes‬ 27 y martes 28 de enero, entre las 2 y …

Déjanos tu comentario