Inicio / NACIONALES / La mirada de los infectólogos ante el fin del aislamiento obligatorio en el AMBA

La mirada de los infectólogos ante el fin del aislamiento obligatorio en el AMBA

En diálogo , los especialistas dieron su opinión ante esta nueva fase que anunció esta tarde Alberto Fernández desde Olivos donde el distrito pasará a una etapa de distanciamiento social preventivo y obligatorio.

La mirada de los infectólogos ante el fin del aislamiento obligatorio en el AMBAAMBA inicia una nueva fase: sale del ASPO y comienza el DISPO.

Después de casi 8 meses de duración, el presidente Alberto Fernández anunció este viernes la culminación del aislamiento social preventivo y obligatiorio (ASPO) en el marco de la pandemia por COVID-19 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), a la vez que dio el comienzo de una nueva etapa que se impondrá bajo el concepto de distanciamiento (DISPO).

Acompañado por el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, y la secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, expresó que en último tiempo en el AMBA los números de contagios vienen cediendo ya que son “menos de la mitad que hace 8 semanas”.

“Parece ser que de seguir las pautas sanitarias, vamos a conseguir los objetivos que buscamos. Por eso tenemos que reorganizar la situación para ver cómo seguimos adelante. En el AMBA nosotros poco a poco fuimos generando y determinando aperturas. Eso nos lleva a pensar que es hora de que el AMBA, que es el único lugar geográfico de la Argentina que desde el primer día hasta aquí se mantuvo en ASPO, ahora pase a una etapa de distanciamiento social preventivo y obligatorio. Ese distanciamiento sanitario que nosotros estamos proponiendo, lejos está de que el problema se haya resuelto”, sostuvo el presidente.

Y agregó: “Hemos logrado un objetivo, que fue que nunca la crisis sanitaria se nos vaya de las manos. Ningún porteño o bonaerense fue privado de un sistema sanitario. Pero el problema no se superó. Nosotros tenemos que seguir cuidándonos, con todas las medidas preventivas, como el distanciamiento y lavado de manos. Especialmente los adultos mayores, ya que según el promedio de decesos de COVID-19, más del 82% de los fallecidos son personas de más de 74 años. Les pido a ellos que dupliquen los cuidados”.

Respecto a esta decisión ejecutiva, se consultó a cuatro infectólogos especialistas que dieron sus razones de por qué era necesario pasar a otra etapa en la región del AMBA, luego de tantos meses de restricciones.

Durante el ASPO hubo varias actividades que se fueron habilitando con protocolos.

Lautaro de Vedia, médico infectólogo, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), dijo: “Es razonable interrumpir este aislamiento y recurrir a una forma más liviana como es el distanciamiento y que a su vez deja espacio para el ejercicio de la responsabilidad individual que es lo que debe primar por encima de todo. Tenemos que tomar distancia, no reunirnos en cantidades de gente, usar siempre el barbijo”.

Y agregó: “Lo veo adecuado, e incluso tal vez un poco demorado porque ya está sucediendo, uno va por la calle y ve una cantidad de gente similar a la que veíamos antes de la pandemia”.

Paula Rodríguez Iantorno, coordinadora Médica de Helios Salud, dijo que “si bien la curva está demostrando un comportamiento favorable, esto no es casual, sino que es el resultado de la aplicación de las políticas públicas, los cuidados y la responsabilidad social de los ciudadanos”.

Pero advirtió que la pandemia no terminó, que todavía continúa y eso requiere de tener más conciencia y responsabilidad individual y colectiva. “Ahora que ya sabemos con qué medidas cuidarnos, debemos aplicar lo que aprendimos, y animarnos a vivir implementando estos cuidados. En primer impacto son, la distancia, el lavado de manos, el uso del alcohol en gel, los tapabocas y la ventilación. El último es importante ya que podemos permanecer en una habitación a más de 2 metros de distancia con tapabocas, pero el espacio no es ventilado, también es un espacio de riesgo”.

Por último puntualizó que al haber pasado tanto tiempo, ya sabemos lo que sucede si no tomamos estos recaudos y dejamos espacio a que el virus circule. “Lo que tenemos que hacer es mantener nuestra vida lo más activa. Pero sabiendo cuales son las medidas de mayor impacto, y de esa manera dejar estos filtros, estos espacios para que el virus pueda circular”, afirmó la especialista.

El uso obligatorio de tapabocas, la higiene de manos y la distancia social, las medidas necesarias para prevenir los contagios.

Ángela Gentile, médica epidemióloga pediatra, dijo que: “Tanto el AMBA como la Ciudad de Buenos Aires están en buenas condiciones o mejores condiciones desde lo epidemiológico, porque los casos están descendiendo y están en condiciones de seguir avanzando bajo protocolo con nuevas actividades”.

La infectóloga que integra el grupo de expertos que asesora al Gobierno agregó: “tenemos que aprender a convivir con el virus protocolizando actividades, y por otro lado el compromiso de ambas jurisdicciones de continuar con todo el trabajo en terreno de la situación epidemiológica de detección de casos, rastreo de casos estrechos, es decir, con todo aquello que nos va a permitir frenar la transmisión del virus”.

Por último, Gentile habló sobre la vacunación, y dijo: “Independientemente que empiece la vacunación, lo que se sabe por el momento es que la misma va a permitir disminuir el máximo riesgo, es decir, su medición va a ser cuánto evita los fallecimientos, cuánto evita de hospitalización o de complicación, pero con este comienzo de vacunación de forma escalonada vamos a frenar la infectividad del virus, es decir que va a seguir habiendo transmisibilidad, es por eso que el comienzo de la vacunación no implica que cese la pandemia, sino que tenemos que seguir cuidándonos y hay que seguir trabajando con investigación epidemiológica en terreno”.

«Hay que aprender a convivir con el virus», señalan los especialistas .

Para Gabriela Piovano, infectóloga del Hospital Muñiz, el hecho que AMBA decida el fin del aislamiento tiene que ver con haber sostenido en este tiempo la no escolaridad presencial, y el trabajo de oficina, que esto posibilitó a que los casos se estabilizaran y descendieran.

“Es importante que la gente se siga cuidando porque el virus sigue circulando y por más actividades que se abran, y los casos sigan bajando, no se erradicó la circulación comunitaria, por lo cual, si no mantenemos la distancia social y las medidas de higiene podemos contagiarnos”, advirtió Piovano.

“Esta nueva etapa refleja el sostenimiento y los resultados de las etapas anteriores, pero me gustaría que la población entienda que si nosotros empezamos a no mantener la distancia, a juntarnos en lugares cerrados muchos, los números pueden volver a subir y el sistema volver a colapsar, que es lo que estamos viendo en Europa en este momento”, enfatizó la infectóloga.

A modo de cierre y reflexión concluyó: “Sería bueno entender que hasta que no esté la vacuna, y estemos vacunados, la mejor y la única medida para evitar la propagación es el aislamiento, el lavado de manos, la distancia física y el uso de tapabocas”.

Compruebe también

Clases presenciales: el Gobierno prevé para 2021 un regreso «masivo a las aulas y con todos los cuidados»

Clases presenciales: el Gobierno prevé para 2021 un regreso «masivo a las aulas y con todos los cuidados»

«Las clases presenciales se iniciarán entre la tercera semana de febrero y la segunda de …

Susto por fuerte sismo en el límite entre Salta y Jujuy: se desprendieron rocas de los cerros

Susto por fuerte sismo en el límite entre Salta y Jujuy: se desprendieron rocas de los cerros

Fue de 5.9 de magnitud. Sucedió a las 13.40 y su epicentro tuvo lugar a …

Déjanos tu comentario